Perspectivas

Francisco Suniaga responde…

Por Prodavinci | 19 de febrero, 2009

Leí con interés y gusto El Pasajero de Truman. Mi pregunta es sobre tu concepción del azar, la vida y la política. En la historia de Escalante, pareciera que la locura de un hombre afecto el destino de un país. Se que en general los historiadores han debatido mucho sobre esto. Me gustaría saber tu opinión. Saludos, Alberto

La novela sigue la línea argumental sostenida por muchos venezolanos de que, con Escalante, Venezuela habría sido otra. En lo personal creo que aun el mejor Escalante no habría sido capaz de contener las fuerzas políticas desatadas entonces. Se me hace difícil pensar que aquella Venezuela, que casi no contaba con instituciones democráticas, se hubiese mantenido a flote. En una entrevista dada en Madrid en los años sesenta, Pérez Jiménez afirma que habrían dado el golpe de todas maneras. De hecho, se lo dieron a Gallegos que fue elegido por el voto de todos los venezolanos, ¿por qué no se lo iban a dar a Escalante que fue el resultado de un acuerdo de élites?

Veo que eres educador. ¿Tenías alguna intención pedagógica con la publicación de El Pasajero de Truman?¿Crees que los venezolanos tenemos algo que aprender del proceso de Escalante?¿Qué sería eso que debemos aprender? Alex C

Ciertamente, algunos críticos han señalado que la novela tiene un tono pedagógico. Dicho tono tal vez sea inevitable si tomamos en cuenta quienes son los personajes que narran: tres ancianos. Eso es más probable, aunque no descarta, que exista una especie de “filtración “de mi viejo oficio. Si hay una lección en todo esto es que aquello de que la historia se repite como una farsa es verdad.

Escalante era un personaje que teníamos olvidado en la historia de Venezuela. ¿Qué otro personaje o episodio de la vida nacional crees que valdría la pena rescatar para la actualidad? Por cierto, felicitaciones. Anónimus.

Si tuviera que sugerir uno, sugeriría a Jóvito Villalba, otro héroe roto.

Francisco, algo que creo que nunca te he preguntado: tu lectura de El corazón de las tinieblas, de Conrad. Es un libro que a muchos nos persigue, por una serie de razones relacionadas con el hecho de vivir en la Venezuela del presente. ¿Te persigue también a ti? Porque al menos su fantasma parece deambular detrás de las líneas de La otra isla. Rafael Osío Cabrices

Cierto. Algunos lectores han encontrado un paralelismo entre La otra isla y El corazón de las tinieblas, hay algo de Kurtz en Wolfgang. Pero, aunque ha sido una novela de las importantes en mi vida, su presencia explícita en La otra isla es algo que tiene que ver con las necesidades de la narración (era Conrad el autor que encajaba en el sueño de Benítez). Sin embargo, más allá de lo explícito y de las necesidades prácticas de la narración, hay una coincidencia en el tratamiento delo geográfico, de cómo el entorno natural pesa sobre el hombre. Sí, ese fantasma deambula por allí.

El Pasajero de Truman es una novela muy visual, según mi parecer. Aunque no llegamos engañados a la locura de Truman, logras que a veces no interpretemos correctamente algunos signos de desvaríos sino hasta más adelante en tu novela -por cierto, ¿acaso no es así siempre con la locura?-. ¿Te gustaría eventualmente llevar el Pasajero de Truman al cine? Gracias. Laura López.

Supongo que podría eventualmente ser llevada al cine. Sin embargo, los dos cineastas con quienes he hablado del tema (Oscar Lucien y Carlos Castillo) estiman que es muy difícil hacerlo y que el esfuerzo de producción sería muy grande.

Francisco, en El pasajero de Truman encontré la mejor descripción del éxito en el oficio de la política. El diálogo entre Leoni y el Dr. Lares Martínez, es una verdadera joya. Ahora, se supone que uno debe preguntar más que opinar. Así que la mía va orientada a un hecho histórico. ¿Efectivamente Escalante se regreso a EEUU en el avión de Truman? Armando Briquet.

Regresó en un avión que le mandó Truman, pero no en el famoso Sacred Cow, el avión presidencial, sino en un bombardero acondicionado para ser avión de pasajeros, cuyo tipo y firma constructora no recuerdo ahora. De esos aviones se construyeron tres y fueron destinados a uso protocolar.

Soy un estudiante de letras con aspiración a escribir ficción. Me gustaría saber sobre su método de escritura y también sobre cuales autores contemporáneos usualmente lee. Quizá realmente lo que deba preguntar es: ¿Cómo aprendió a escribir? Andrés Castro.

R. Esa es una pregunta muy difícil de responder. Mi método de escribir es muy arbitrario y creo que tiene muy pocos valores trasladables a otra persona, salvo aquello de que hay que trabajar mucho, sentarse a escribir y hacerlo aunque no se tengan ganas. Mis autores contemporáneos no son nada raros: Javier Marías, Paul Auster, Ian McEwan, Coetzee, Pamuk, los autores venezolanos: Federico Vegas, Eduardo Liendo, Oscar Marcano, Rodrigo Blanco, Salvador Fleján.
Dando por sentado que tienes la disposición de escribir y manejas las herramientas para hacerlo, a escribir se aprende escribiendo.

Usted comprende en profundidad la sicología colectiva, de este lugar del Caribe , sus dos novelas para mi , son un tratado para la comprensión de la venezolanidad , uno desde la ficción , y otro desde un ensayo histórico , Como siente este proceso reciente? y Que debemos esperar los ciudadanos de este país, en el futuro inmediato de acuerdo a esas claves nacionales que usted domina en profundidad? Tintán.

R. Creo que lo más importante sería reconocer que Venezuela ha sido dominada políticamente por una gran tendencia histórica: el autoritarismo caudillista y militarista. Estando conscientes de eso, pienso que los venezolanos tenemos que estar claros en que para construir el país libre, democrático y moderno que necesitamos hay que luchar a diario contra esa tendencia que tanto ha pesado en nuestra historia.

Me encantó su novela, me la leí de un tirón! Lo más interesante es que uno sabe el final pero sigue leyendo con avidez. Como persona interesada en la escritura lo que quisiera saber es cómo hizo para publicar su primera novela, a quién contactó, ¿fue fácil ese proceso?, ¿Hace falta tener un contacto en el mundo editorial?, ¿Cómo logra uno que le lean un texto en una editorial y que no se pierda entre los cientos que les deben llegar? Mil gracias de antemano por su respuesta a estas inquietudes. Aurora Pinto

R. Pues la verdad no fue tan difícil. Después de vencer la timidez de presentarme con cincuenta años y una novela ante un editor, lo demás fue esperar pacientemente a que se decidiera a publicarla. Le entregué el manuscrito a OT editores en enero de 2004 y recibí una llamada suya en septiembre de ese mismo año. Ciertamente, también la llevé a otra editorial donde no obtuve respuesta alguna. Ahora, si me permites el consejo, no creo que debas abstenerte de escribir por eso. Estoy convencido de que si escribes algo bueno, alguien va a leer tu manuscrito y te va a publicar. Adelante.


Prodavinci 

Comentarios (3)

Andrés Castro
19 de febrero, 2009

Muchas gracias por su respuestas. Esperaré su próximo trabajo!

Elena Hischnjakow
25 de febrero, 2009

Descubrirlo me llevó a escribir una nota sobre su primera novela en una página literaria de Nuevo Dia (diario falconiano). He recibido con gran regocijo su segunda novela, sobre todo por su contenido histórico. Me queda la curiosidad por la vivencia real de sus entrevistas para construir la narrativa, sus impresiones personales, tal vez una anécdota…

Marisabel Ruan
28 de septiembre, 2010

Realmente La otra isla movio fantasmas que estaban dormidos dentro de mi, considero que la otra isla es aquella parte que permanece en nuestra sombra, lo siento como si fuera parte de mi otro yo, aquel con quien se nos hace dificil contactar. La novela refleja, desde mi punto de vista, una gran melancolia y añoranza….me parecio excelente

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.