Artes

Diario de Alejandro Oliveros: Esperando a los bárbaros

Por Prodavinci | 16 de febrero, 2009

Esperando a los bárbaros

C. P. Cavafy

¿Qué estamos esperando, reunidos en el foro?

Es que los bárbaros llegan hoy.

¿Por qué tanta inacción en el senado?
¿Por qué los senadores no legislan?

Porque los bárbaros llegan hoy. 
¿Qué leyes van a dictar los senadores? 
Los bárbaros, cuando lleguen, harán las leyes.

¿Por qué nuestro emperador se levantó tan temprano
 y en la puerta mayor de la ciudad espera sentado en su trono, solemne y coronado?

Porque los bárbaros llegan hoy
 y el emperador se dispone a recibir
 a su jefe. Incluso ha hecho preparar
 un pergamino para entregárselo, 
y puesto allí muchos títulos y epítetos.

¿Por qué nuestros dos cónsules y los pretores han salido hoy
 con rojas togas recamadas?
¿Por qué se han puesto brazaletes cuajados de amatistas
 y sortijas de resplandecientes y destellantes esmeraldas?
¿Por qué llevan hoy preciosos bastones exquisitamente cincelados en plata y oro?

Porque los bárbaros llegan hoy 
y cosas como éstas deslumbran a los bárbaros.

¿Por qué nuestros hábiles oradores no acuden como siempre 
a pronunciar sus discursos, a decir sus cosas?

Porque los bárbaros llegan hoy
 y a ellos los aburren la retórica y las alocuciones.

¿Por qué han comenzado esa inquietud
 y esa confusión? (¡Qué serias se han vuelto las caras!)
 ¿Por qué se están vaciando las calles y las plazas tan rápidamente
 y todos regresan a sus casas tan desanimados?

Porque ya es de noche y los bárbaros no han llegado.
 Y algunos recién venidos de la frontera
 dicen que ya no existen bárbaros.

¿Y qué vamos a hacer sin bárbaros? 
Esa gente era una especie de solución.

1904

C. P. Cavafy (1863-1933)

Traducción: Francisco Rivera, publicado en Cien Poemas de C. P. Cavafy (Monte Ávila Editores)

Prodavinci 

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.