Movilidad

Tranvías y teleféricos: Transportes del pasado para el fututo

Por Blanca Vera Azaf | 16 de febrero, 2009

Se calcula que en los Estados Unidos un trabajador desperdicia una semana de trabajo al año sentado frente al volante de su carro atascado en colas interminables, según un estudio revelado por el Texas Traffic Institute’s Urban Mobility Report. A lo anterior hay que agregarle no sólo el gasto de combustible sino la gran polución que se produce y que contribuye al recalentamiento del planeta. Todo ello deteriorando además la calidad de vida de los citadinos.

Esta realidad esta conduciendo a que un antiguo medio de transporte como los tranvías y Teleféricos estén siendo repensado por los urbanistas de las grandes ciudades como una solución viable para el grave problema del tráfico. Entre sus beneficios destacan su accesibilidad, puntualidad, rapidez, mayor capacidad de traslado de pasajeros y seguridad.
Un estudio realizado por la Unión Nacional de Transporte Público española reveló que al ser vehículos de tracción eléctrica reducen la contaminación acústica, y no emiten elementos contaminantes como los automóviles, lo que contribuye a reducir el calentamiento global. Pero además el tranvía ocupa 20 veces menos espacio en la red vial que los carros y en ciudades como Haifa en Israel los ciudadanos se han beneficiado, pues el teleférico une al centro de las ciudades con los suburbios donde suelen estar sus hogares.
No obstante, ese tipo de alternativas tiene sus detractores, quienes señalan que los nuevos tranvías no están coordinados con el resto de sistema de transporte público y que conllevan a un mayor gasto energético, a contaminación acústica, la tala de árboles, el alto costo económico y el bajo rendimiento social

Pero las bondades siguen publicándose alrededor del mundo y recientemente la revista británica Monocle publicó un artículo en el que reseñaba que para las olimpíadas 2012 la compañía Thames Cable Car, de Londres pretende trasportar 5.000 pasajeros en una hora entre las localidades de Beckton y Thamesmead, algo que no podría hacer a través de ningún otro medio de transporte.

Enlaces:

www.eldia.es
www.elmundo.es
www.treehugger.com
International Herald Tribune

Blanca Vera Azaf 

Comentarios (3)

Jorge Supelano
16 de febrero, 2009

Yo siempre he estado de acuerdo con el transporte masivo. La movilización es mas rápida, ocupa menos espacio y creo que consume menos recursos por persona.

Se evita el tener que buscar puesto en los destinos, se liberan espacios aprovechables para otros proyectos, etc.

Además, con el crecimiento de la población, tarde o temprano los carros deberán ser reemplazados por sistemas de este tipo, metros, tranvías, autobuses, etc.

Tintan
17 de febrero, 2009

Interesante , seria importante entender tambien el costo del tranvia , y el teleferico frente al metro ,nuestro modelo Carro-Metro se hace insostenible fiscalmente , necesitamos ideas creativas, y sustentables economicamente_

lucia alvarez
27 de septiembre, 2009

amo el transporte colectivo cuando es bien mantenido. hemos visto con tristeza como algunos de estos sistemas de transporte se van deteriorando metro de caracas, por ejemplo(aire acondicionado no funciona,el volumen de usuarios exagerado hace casi inoperante el sistema para personasmas lentas o fragiles, con bebes, etc).los vagones que designan puestos para este tipo de usuarios no son respetados muchas veces; también he visto muchas personas comiendo, especialmente niños, a los cuales hay que orientar en cuanto a las normas ciudadanas y de uso de este transporte colectivo. no hay sanciones -ni sociales ni institucionales-a los violadores de las normas, es otro problema. también las conexiones con otros medios de transporte, por ejemplo la bicicleta o buses locales. un excelente ejemplo: el metro de washington d.c. permite combinar la bici con el sistema de metro y llegar desde los mas lejanos suburbios hasta el propio centro de la metropolis…y llevar hasta alla tu bicicleta! (existen los vagones designados para gente con ruedas de algun tipo, incluso los discapacitados) una de las maravillas de esa ciudad capital. la existencia de ascensores en ciertas astaciones es esencial para poder prestar este servicio de transportar “ruedas”, lo cual encarece el sistema. pero, a largo plazo, si se restringiera el paso de vehículos particulares a muchas zonas de alto trafico y de importancia social, habría mas espacio y disponibilidad financiera -digo yo- para estos proyectos que elevarían el nivel de calidad de vida de poblaciones enteras, mas salud, mas democracia efectiva!

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.